viernes, 8 de julio de 2016

El pastel

Pseudo está fuera, lejos, en algún país de esos a los que va.
Me escribe por whatsap:

PSEUDO: Gata, hoy es el cumpleaños de tu padre, acuérdate de felicitarlo.
YO: ( MUY ORGULLOSA DE MI) Ya lo he hecho, a primera hora de la mañana
PSEUDO: Compra un pastel y llévalo a la hora de merendar, cuando mi churumbel haya vuelto de fútbol.
Unas horas más tarde:
YO ( MUY ORGULLOSA DE MI). Ya tengo el pastel, y he comprado velas…
PSEUDO: Ponlo en la nevera gata.
YO: (MÁS ORGULLOSA DE MI) Lo he puesto nada más llegar.
PSEUDO: ¿Qué has pensado hacer para no olvidártelo en tu casa?
YO: (NO TAN ORGULLOSA DE MI YA)… Pues estaba pensando pero no sé…
PSEUDO: Pon un post-it
YO: Yo no tengo post it en mi casa, y además no lo vería..
PSEUDO: Pues un papel tamaño folio en la puerta
YO: ( RECUPERANDO EL ORGULLO) mmm. He tenido una idea.
Le envío foto de mi idea


PSEUDO: No creo que sea suficiente
YO: ( AHORA SI, OTRA VEZ ORGULLOSA DE MI). Ya lo he solucionado. Le envío foto de mi segunda idea.

Pseudo se queda tranquila.
YO ESTOY MUY ORGULLOSA DE MI.
Horas más tarde en el coche, yendo a casa del homenajeado
YO: (HABLANDO SOLA)Ten cuidado conduciendo gata no vayas a volcar el……….. cagoentó
Vuelvo a casa, abro la puerta, aparto la maleta por segunda vez, y esta vez SI cojo el pastel, Ya vuelvo a estar orgullosa de mi.

Pseudo no dice nada, porque no se lo he contado

2 comentarios:

  1. No me lo puedo creer....
    ¿Te lo dejaste?

    ResponderEliminar
  2. Que bueno por favor!!!! Sagitario, sagitario....
    Pilar

    ResponderEliminar